¿Cómo le explicas a la luna?

¿Cómo le explicas a la luna que añoras más aquellos brazos que su tenue brillo? Si la luna cada noche te busca sin poder encontrarte, si te encuentras en un cuarto oscuro para esconderte de ella.
¿Cómo contarle que cada noche lloras por él, que no vuelve, mientras ella aparece preciosa en el cielo cada noche para iluminarte? Ningún haz de luz por mucho que intente, puede traspasar las paredes que en tu cuarto oscuro has erigido.
Explicale, a ver si puedes, que su blancura te recuerda la sonrisa de aquel que se ha ido, sus tenues hazes de luz no brillan como sus ojos cuando te miraban.
¡Dile! Anda, a ver si te atreves, que sus cráteres no son sus lunares, que no logra calmar las mareas de tu corazón y que te escondes de ella, para no recordarlo a él.
Porque las noches de luna caminaban de la mano, se besaban bajos sus destellos y jugaban a contar sus cráteres. Si cada vez que la ve, la luna logra su llanto, sus recuerdos, sus delirios.
Que te perdone la luna, por los pecados de los que la culpas.

Romina Colli.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s