Como el aire de un globo.

Y de pronto, se fue. Así como el aire que escapa de un globo, rápidamente, sin avisar. Se fue esa urgencia por tus brazos, se fue la necesidad de verte, se fue el sueño de un para siempre. Se escapo de mi alma el amor. Es que esto de no verte, de escribirte sin tener respuesta, de pasar las tardes esperando a que vengas.
Culpo a los domingos sola, mi cama vacía, al servir la mesa para uno. ¿Qué te extraño de aquí a las estrellas? Pues no, te extrañe de aquí al fin del universo. Te extrañe con tanta fuerza que me quede sin fuerza, grite tu nombre tan fuerte que no podía escuchar más, el eco de tu nombre quedo en mis oídos, pero olvide el tacto de tus manos.
No pidas perdón que no te culpo de nada, lo que pasa es que esta distancia, esta falta de ti, esta ausencia de ganas si no estoy junto a ti. Lo que pasa es lo que viene pasando, que me quedo sin energías de extrañarte tanto. No me culpes de nada, es autodefensa, es que se me escapa la vida sin tu no estas cerca. Pero no me pidas más, que ya no puedo dar nada.

– Romina Colli.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s