Desvaneciendome.

Perdona, si no ves mi sombra, es porque se me desvanece la vida. Sigo respirando pero la vida se me va desvaneciendo. Las personas, los recuerdos, uno a uno desfilando hacia un abismo sin fin: el olvido. Se desvanecen los amigos que una vez creí inseparables, se alejan de mi los momentos que alguna vez creí anidados en mi memoria, se muere la fe, se suicida la esperanza y me voy desvaneciendo.
Hoy no tengo ganas de nada otra vez, hoy pretendo desvanecerme en letras. Alguna vez soñé, hubo una época en que creí, pero poco a poco, empecé  a cambiar de creencias. Así hasta estar segura que no tenía escapatoria, que los malos medios eran los únicos medios para alcanzar mis fines, así poco a poco sin darme cuenta empecé a desvanecerme. Empezó gradualmente, es que la frontera es tan tenue. Una pequeña mentira, una trampita, un trabajo copiado, intereses encima de amigos sin nada encima de mis intereses. Nada podía detenerme, cualquier camino era valido. Pero esos caminos me llevaron a este otro, soleado, caliente, aspero, solo. Estoy sediento pero no hay agua, tropiezo y escucho risas, sigo adelante pero no llego a ningún lado. En mi sombra noto que hay manchas de luz, eso es solo porque me desvanezco.
¿El fin valía la pena? Poco importa, el fin es este.

– Romina Colli

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s