Breviario de un día aleatorio.

Hago las cosas, pero ni mi corazón ni mi mente están en ellas. Mi corazón esta ahí donde quiera que él este. Mi mente por otra parte, vuela, se agita, convulsiona, estalla, se transforma. Mi mente esta por todas partes, en la música de Marilyn Manson que suena en mis audífonos, en el proyecto que tengo que entregar cada vez más pronto, en los viajes que quiero hacer, en las cosas que quiero escribir, en las imágenes que quiero pintar. En que el día no basta para todo lo que quiero hacer, pero es demasiado para verlo de nuevo. Al final, queriendo hacer tantas cosas acabo sin poder concentrarme en nada, más que en él. En sus manos acariciando mi pelo, en su olor, sus abrazos, su voz, y más que su voz sus palabras. Más que sus palabras la forma en que entorna los ojos al decirlas. Más que sus ojos el sentimiento con el que las dice. Más que cualquier otra cosa, que lo amo y él me ama. Más que la distancia que nos separa y el tiempo que no puedo acelerar.

– Romina Colli.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s