El tipo de novia que quiero ser.

Tuve novios con los que fui cruel, y novios que fueron crueles conmigo, a eso lo llamaba karma, lo atribuía a un equilibrio universal entre la forma como tratas a otros  y como otros te tratan.  Hubo uno, uno que casi no llega a ser, que stalkeaba todo el tiempo, otro que contestaba mis mensajes tarde, estuvo aquel que prefería ir al gimnasio que a verme y el cabrón aquel que me usaba de chofer.

Con cada uno de ellos yo era diferente, novia psicótica, novia pasiva, novia agresiva, novia celosa, novia intelectual, novia buena onda. He sido todos los tipos de novia en mi vida, y ni siquiera es tan larga. Hubo algunos con los que quería estar, por la persona que yo era al estar con ellos, la que fingía ser. ¿Que por qué lo hacía? Simple, porque esa era la única manera, en mi cabeza, de que ellos se fijaran en mí, ¡y que cosa tan absurda que alguien se fije en ti por lo que no eres!

Ahora hay otro. No es como los anteriores, no es tan guapo como algunos otros, no se hace el interesante, no es fan de los videojuegos ni es adicto al ejercicio. Pero con él soy el tipo de novia que quiero ser, que no es otra más que yo misma. Con él no necesito ser otra persona, no hace falta que le hable para que me hable, ni necesito ver su facebook para saber como se siente, no necesito tener un plan al verlo, ni pensar mucho en mi peinado, o en mi ropa. Con el solo tengo que ser yo.

– Romina Colli.

Anuncios