Casa rota.

Hay una casa cerca del mar que cae a pedazos, uno no podría notarlo si solo pasa frente a ella, la cosa es que al entrar está deshecha.

El tapiz de los muebles se ha raspado, la pintura en las paredes se ha desgastado, hace tiempo que al baño no le sirve el excusado, y al piso le faltan mosaicos.

Podría culpar al tiempo, diría que fue el paso de los años el causante de los estragos, todo sería falso.

La casa siempre estuvo rota, siempre le fallaba algo que no se reparaba nunca.

La casa rota rompió a sus habitantes, los habitantes rompieron la casa, y lo mismo en sentido contrario.

Los habitantes se van llevando la casa consigo, la casa rota dejo rotas su almas para hacerse cabida.

Hay una casa rota cerca del mar que los vio crecer, hay almas rotas que anhelan regresar, hay una esperanza inútil de reparar la casa rota, y un miedo inclemente de que sea irreparable.

Casa Rota

 

 

 

El smog.

El smog inunda la ciudad como un castigo a los excesos. Demasiados autos, demasiada gente yendo con demasiada prisa hacia edificios demasiado altos por avenidas con demasiados niveles. Es bien sabido que esta es una ciudad gris, con corazón de cemento, y huesos de hormigón, aún así hay días en que se supera a si misma.

El smog llego hace dos días, los noticieros anunciaban que desde hace catorce años no había tanta contaminación en el aire. Desde hace catorce años no estábamos tan mal. Prohibieron el transito de ciertos coches, ofrecieron transporte gratis, pero no había manera de impedir que el smog entrara en nosotros, y profanara nuestras almas.

Inhalo, smog, exhalo, vida.

El smog quizá se vaya mañana, o tarde en irse una semana, se irá, eso seguro, y cuando lo haga no pensaremos en él, actuaremos como siempre, nos llenaremos de vida, otra vez, nos llenaremos de demasía, de excesos, olvidaremos que estuvo aquí, sin que el olvido borre los daños, y cuando regrese traerá consigo la culpa.

XperiaZRec5Est-00-27

Regreso.

Es como tener algo atorado en la  garganta. Como las ganas de llorar en el momento menos oportuno, sin saber siquiera porqué. Hay ciertos tipos de tristeza que crean adicción, y como cualquier adicción, acaban dañando tu vida. No se bien lo que pasa conmigo, quizá solo sea que no logro adaptarme a la vida.

Espero recuperar el ritmo para volver a escribir como lo hacía antes. La verdad nunca deje de escribir, solo deje de hacerlo aquí, en el tumblr hay algunas cosas, no son más que ideas dispersas, pequeños intentos de expresar algo que no puedo ni explicarme a mi misma. Aquí trato de escribir con más estructura, de ser menos dispersa.

Muchas veces me siento como dice la imagen de abajo, sacada de la película Vicky Cristina Barcelona, como si tuviera mucho que expresar, y nada de talento para hacerlo, me falta constancia para escribir, paciencia al dibujar, gracia para bailar, ni hablar de la música pues para ello soy un completo cero.

I feel like i have a lot to express and i am not gifted